Bicicletas de Segunda Mano Legales en Somos Recycling

Lo del pedaleo en bicicletas en las ciudades ha pasado de ser una moda de frikies a una forma más de transporte. Las grandes urbes cuentan con bicicletas a disposición de los aficionados y turistas, pero la realidad es que cada vez más son los ciudadanos que optan por ellas para moverse por sus calles. Muchas de ellas desaparecen de esas farolas o postes a los que estaban atados con siete cadenas, por ello, la segunda mano con desconocidos y sin factura empieza a ser algo sospechosa, con o sin razón, no se sabe.

Para aquellos que ansían ser legales 100 por 100 está esta franquicia que quiere dar seguridad al que compra de que esas bicicletas más baratas que consiguen no tiene un pasado oscuro, comprueban con la Policía que lo que venden no ha sido afanado.

Bicicletas de segunda mano, pero que están de primera

Somos Recycling vende algunas joyas que dieron buen uso y que buscan nuevo dueño. Tienen su propio taller, con lo cual quedan perfectas cuando uno las compra y para el que las vende hay dos opciones: aceptar una oferta de la tienda o dejarla en depósito hasta que se vende.

En su mayoría, las tiendas están en la Comunidad de Madrid, aunque ha empezado a expandirse y ya van apareciendo en localidades como Valladolid.

Además tiene otros aspectos interesantes.. Por ejemplo, por 30 euros se puede asistir a un curso de mecánica para bicicletas en el que enseñan a mantenerlas como nuevas o que en la misma página web hay una pestaña en la que los usuarios a los que les ha sido robada la bicicleta pueden colgar una foto de la misma a ver si hay suerte y aparece.

Evidentemente tiene una amplia gama de “accesorios” en sus tiendas para la bici (hoy en día no eres nadie sin los accesorios de cualquier cosa que compres), pero también, dentro de esta filosofía de reciclado, añade que se ha convertido en punto verde para llevar esas cámaras que ya no sirven y pueden tener otra vida. La gestión de residuos es importante.

En definitiva, un servicio de segunda mano necesario que cumple con la premisa de darle una segunda vida a esas bicis que se almacenan en garajes y trasteros y lleva a cabo una importante labor de reciclaje (en todas sus vertientes), plus… que ofrece garantías de que el objeto que se compra es totalmente legal, lo que no es ninguna tontería dados los tiempos que corren para las bicicletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook