Mercadillo Vintage, ideal para rebuscar

Esta web, diseñada de forma sencilla, es un hallazgo. Si se rebusca en sus objetos, básicamente muebles -aunque hay más cosas-, se descubren cosas a muy buen precio. Eso sí, retro es la palabra, el santo y seña.

Muebles, sí… pero mucho más

Lo llaman vintage, pero todos sabemos que es segunda mano con glamour, añeja, tocada de la mano del fashionismo y el “retro” amor. Lo mismo hay un abrigo Balenciaga que una mesilla de noche, cada uno por 50 euros, o tres sillas ideales a restaurar por 70 (¡las tres!), con lo que también es un buen sitio donde buscar si se quieren muebles para arreglar y adaptar a la decoración. Y, sí, hay alguna cosa que puede parecer subidita de precio, pero en general, si se mira con cuidado y se sabe qué se está buscando, es un muy buen sitio para compretear y decorar.

De todo lo que hay, mi apartado favorito es el de cocina, creo que si se tiene un laboratorio culinario con toque shabby chic o que tienda a lo natural -más que a lo moderno- hay auténticas joyas para dejarla preciosa, las vajillas, los adornos, los juegos de café, pesos antiguos, herramientas de pastelería del año de tana… No es tan fácil encontrar este material todo junto en un solo lugar. Aplauso.

La ropa, que guardan en una pestaña llamada “en el armario”, tiene chollos. Hay cosas de marca, pero también mucha ropa y bisutería por menos de 20 euros y, como comenté antes, alguna cosa interesante marquista. Además incluyen un apartado de relojes (hay mucho amante de la hora suelto) y una pestaña para el jardín que, todo hay que decirlo, anda algo escasa estos días, quizá por el invierno.

Una de las cosas más interesantes para los amantes de los objetos de mercadillos, pero que no les gusta ir… es que si necesitas o sueñas con algo, ellos se encargan de buscarlo porque se dedican a eso a brujulear en busca del objeto de obsesión (imaginamos que incluso saben donde ir mejor que nadie ya que se dedican a este negocio). No obstante, no señalan que compren, aunque hay un contacto, con lo cual, si se tiene material interesante quizá se pueda ofrecer.

Así que sí, aunque no es para vender sí es para comprar y más de un decorador o arquitecto puede encontrar aquí esa pieza o esos muebles que no aparecían en ninguna tienda… y más de uno o una puede, sencillamente, darse un capricho o dos si se tercia.

Eso sí, hay que señalar que los gastos de envíos son altísimos, no se entiende muy bien cuando la mayoría de las empresas de venta online consiguen precios ventajosos por volumen, etc. Así que se elija lo que se elija, hay que pensar dos veces si compensa cuando te dan gastos de envíos casi iguales que el precio del objeto o los muebles. Una lástima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook